Lollapalooza 2014: Crónica de la segunda jornada

Arcade Fire en Lollapalooza Chile
Arcade Fire. Foto @jacastrof

El domingo vivimos la última jornada de Lollapalooza Chile 2014. Aquí les dejamos nuestras impresiones y capturas fotográficas sobre ese domingo de música y más.
Comenzamos temprano la jornada, repartidos entre We Are The Grand y Tikitiklip (hay niños en nuestro staf). Los chicos de We Are The Grand partían la jornada de ese día y lo hacían acompañados de un buen grupo de gente, a los que agradecieron por levantarse temprano y apoyar a la música chilena.

A unos metros de ellos, se vivía el Kidzapalooza, zona a la que realmente valía la pena acercarse -con o sin niños- porque estaba decorado y organizado de una forma lúdica y mágica que llega a convencerte de quedarte en el lugar. Ahí vimos a Tikitiklip, proyecto musical que mezcla distintos estilos musicales (pop, folk, balada y más), asociados a la artesanía chilena y a la historia de los pueblos precolombinos, y en el que han participado gente como Javiera Mena y Kevin Johansen, entre otros. Demás está mencionar la excelente puesta en escena de una banda que es para niños, pero que ofrece un show con mucha onda y excelente ejecución. Normalmente, en nuestro blog no daríamos tanto espacio a un show infantil, pero a parter de ser un buen show tuvo 2 momentos que vale la pena destacar, porque durante la presentación, subieron al escenario gente como Elisa Montes (Super Nova) y Gepe a cantar junto a la banda.

Tikitiklip y Elisa Montes en Lollapalooza ChileTikitiklip y Gepe en Lollapalooza Chile


Luego nos trasladamos a ver a Anita Tijoux, que además de cantar su destacado hit 1977, hizo una revisión por algunos de sus clásicos, como Protesto. No tuvimos oportunidad de ser testigos del vergonzoso episodio del "sujeto" que la llamó "cara de nana". Una pena que aparezca gente sin criterio enlodando un espacio que era para disfrutar música, pero aún más penoso es recordar que aún hay gente que mira a los otros desde una perspectiva clasista. Lamentable.

De Anita Tijoux nos fuimos corriendo a ver a Natalia Lafourcade, quien derrochó encanto desde un comienzo. Con la espontaneidad de una niña repetía una y otra vez que estaba feliz de estar en Chile, pero no lo hacía como una frase hecha, sino que desde la sinceridad de quien desde hace mucho esperaba tocar en Chile. en su presentacón hizo un recorrido por sus 15 años de carrera, pero privilegió su nuevo disco Mujer Divina. De hecho, Gepe volvió a subir al escenario para cantar Amor de mis amores (que Natalia canta originalmente con Devendra Banhart), y luego subió Meme (Café Tacuba) para cantar Limosna, tema que hacen juntos en ese mismo disco.

Natalia Lafourcade y Gepe en Lollapalooza ChileNatalia Lafourcade y Meme en Lollapalooza Chile


Luego venía Julian Casablancas, quien tuvo problemas técnicos serios en el escenario, gatillando una presentación muy por debajo del nivel de lo esperado para un festival como el Lollapalooza. Para muchos una decepción.

Julian Casablancas en Lollapalooza Chile
Julian Casablancas. Foto:@jacastrof

Después venían otros que destacamos dentro de la segunda jornada del Lollapalooza Chile 2014. Hablamos de Vampire Weekend, quienes tal como Natalia Lafourcade vivían su debut en Chile. Lo de Vampire Weekend fue un show redondo, buena interpretación de sus hit, mucha energía y buena onda. Pero debo reconocer que yo esperaba más de su presentación. Aunque hacia el final del show hubo algo de interacción con el público, me falso más puesta en escena, más alma. No sé. Tal vez esperábamos mucho para su debut.

Con Pixies vimos pura energía desatada. Con nueva bajista, la banda se plantó en el escenario a tocar con fuerza, dominio y éxitos. Era otra de las paradas necesarias que debíamos hacer en el desfile de artistas del festival. (Más de Pixies en el post de su sideshow).

Pixies en Lollapalooza Chile
Pixies. Foto: @jacastrof

Luego era el turno de Arcade Fire, show que sin lugar a dudas se robó la película. Fue una presentación llena de teatralidad, puesta en escena, interacción y juego con el público. Lo de Arcade Fire era el mismo show que están haciendo en el marco de su gira de Reflektor, lo que da cuenta de que los que estuvimos ahí fuimos testigos de un show de primer nivel. Canciones con alma de himnos, hechas para ser coreadas por los fanáticos, Régine Chassagne cantando de espalda al público como foco de atención, pero mostrándose en una pantalla gigante que hacía las veces de un gran espejo, y la participación de los Reflektors (banda clon de Arcade Fire, pero con cabezas gigantes) haciendo una humorada con una versión de Esta luz nunca se apagará en homenaje a Johnny Marr que se había presentado horas antes.

Arcade Fire en Lollapalooza Chile
Arcade Fire. Foto: @jacastrof

Más tarde seguirían Soundgarden y New Order... Estos últimos un clásico como padres del electro pop y los sonidos que hoy escuchamos. Y es que verlos en vivo interpretando temas ya icónicos era realmente sorprendente... Era ver un show futurista y retro a la vez. Un buen cierre. Aunque con Arcade Fire ya habíamos tenido un excelente broche de oro.

New Order en Lollapalooza Chile
New Order. Foto: @jacastrof

¿Y cuáles fueron sus favoritos del domingo?

Related Posts with Thumbnails