Feria Pulsar 2013: Crónica de una fiesta de la música


El pasado fin de semana pasaron muchas cosas en lo que a música se refiere (Primavera Fauna y actividades varias). Y la Feria Pulsar fue una de ellas. Revisa a continuación nuestra crónica de la última jornada del Pulsar.
El 22 de noviembre se celebró el día de la música, y aunque ya no se celebró como tal, creo que la música vivió una verdadera fiesta. Y es que claro, ya no hablamos de día de la música ni conciertos populares y gratuitos... pero a cambio hemos ganado un encuentro para amantes de la música, donde músicos y melómanos podemos compartir como iguales. Son dos maneras distintas de celebrar la música, pero creo el Pulsar nos ofrece la oportunidad de poner en valor nuestro amor por la música.

Y es que ciertamente no tiene precio compartir el espacio de "fan" junto a distintos artistas que tal como uno quieren disfrutar de la música. Fue así como nos dimos el gusto de disfrutar de las canciones de las "tías" de Mazapán, junto a Gepe, que disfrutaba junto al resto de los niños del público. O ver a la Javiera Parra escuchando a Pedro Piedra, ser atendido por Leo Quinteros en el stand de la Tienda Nacional o coincidir con los Agua Turbia entre los pasillos de la feria. Son esos pequeños detalles que hacen de este tipo de encuentros algo especial.



El domingo, que fue el último día de esta fiesta de tres días, pudimos ver a un Pedro Piedra que llenó el escenario con su sencillez, y que invitó a su amigo Gepe a cantar uno de sus temas. El público estaba super prendido y prácticamente todos estaban ahí, coreando al simpático de Pedro Piedra. Casi al final de la presentación Gepe se acercó a la reja donde lo esperaban sus fans, chicos muy jóvenes con cd`s, vinilos o entradas esperando que fueran firmadas. Me llamó la atención ver a un par de chicas al borde de las lágrimas por haber obtenido una foto con Gepe.



Mientras tocaba Pedro Piedra en el escenario principal, en otro de los espacios de presentaciones en vivo tocaba Yael Meyer, quien ofrecía un show más íntimo, con muy muy poca gente, pero que igualmente valía la pena disfrutar, sobre todo por la dulzura melódica de sus canciones.



Más tarde se presentaba Fernando Milagros, quien aglutinó a la mayoría del público del Pulsar, tal como lo hizo primero Pedro Piedra, y después lo haría Astro. Milagros repasó temas de todos sus discos y lanzó (literalmente) su nuevo single llamado "Otra vida" que desató las pasiones de los asistentes por conseguir un flyer.



En el centro de la feria, en un escenario más pequeño, se lucía María Colores, quien se dio tiempo hasta de bailar y hacer un extra para el público que le pedía más canciones.



Entonces llegó el momento de Astro, quienes dominaron el escenario, jugaron, bailaron... en fin. Hicieron lo suyo. En su presentación destacó cuando invitaron a Pedro Piedra a cantar con ellos la canción Maestro distorción. Otro momento fue el juego que hicieron con la batería, en la que cada uno de los chicos tocaba uno de los tambores de la batería.



Y mientras tocaba Astro, los rockeros de Dorso hacían vibrar el escenario de las artes. Con un público fiel, de ese que va a todas las presentaciones y se saben todas las canciones, "Pera" Cuadra se dedicó a saludar desde el escenario a varios fans y a complacerlos con sus temas, ya que la mayoría del público se veía bastante feliz.



Finalmente, los españoles de Triángulo de Amor Bizarro se presentaron a las 7 de la tarde, pero antes de eso, mientras hacían la prueba de sonido, tocaron un par de temas para entrar en calor y nos regalaron hermosos riffs ruidosos. Una vez iniciado el show se dedicaron a repasar su último disco "Victoria Mística" pero sin dejar de lado temas como "De la monarquía a la criptocracia" o "El Fantasma de la Transición", aunque en mi interior quería tener la oportunidad de cantar junto a ellos "El Himno de la Bala". Me fui con la sensación de haber visto algo así como a los Jesus and Mary Chain, sin violencia, pero con los mismos decibeles de ruido que ellos. Me fui con ese ruidito en el oído que recuerda que estuve viendo a una banda que sonó como cañón.



Todo mientras Sokio nos mostraba parte de su trabajo pop.


Este año Pulsar se lució con las cantidad de artistas e invitados nacionales e internacionales (recordemos que España fue el país invitado), sin duda es uno de los mejores eventos del año donde por poco dinero se pueden ver una variedad enorme de estilos y propuestas, además de las distintas actividades paralelas que se van desarrollando a lo largo del día en la Estación Mapocho.

Related Posts with Thumbnails