Pepsi Fest 2da Jornada: Chris Cornell el nostálgico

Chris Cornell
25 de Marzo 2009 - Movistar Arena – Santiago de Chile
Por Pía Zamora, fotografías Zara Hormazábal y @criscornell
Aproximadamente a las 23 hrs sube Chris Cornell al escenario, a través de las pantallas me doy cuenta que tiene ojeras, quizás por el cansancio de haber estado en un aeropuerto esperando un vuelo atrasado por 12 horas.

También llegó con un disco muy criticado, hasta por sus propios pares, con el que dio un giro a su carrera hacia algo más mainstream, asociándose con Timbaland.

Chris Cornell tuvo que ganarse al público, interactuando más, recorriendo el escenario de una esquina a otra. Con una banda potente apoyándolo, costó un poco entrar en calor y que el público se entregara en alguna medida.

En una montaña rusa se convirtió el show de Cornell, que pasó de momentos más tranquilos con sus temas nuevos que iban intercalándose, con los sonidos grunge, y que emocionaron a gran parte del Arena Movistar.

Los momentos altos vinieron de la mano de los clásicos Spoonman, Show me how to live y Rusty Cage, en los que el público se movió realmente de sus ubicaciones.


Luego vino el set acústico donde interpretó temas de los discos Superunknown, Down on the upside, de la banda sonora de la película Singles , que retrataba toda la movida grunge de los 90 y en la que el mismo Cornell hace una corta aparición frente a un auto al que le explotan los vidrios porque la música sonaba muy fuerte, y también un tema de Audioslave.

Hacia el final del tercer bloque , Cornell y compañía usaron todos sus recursos al máximo, guitarras, batería y lo mejor que tiene Cornell, su voz para interpretar Outshined y una infernal Jesus Christ Pose.

Se retiraron del escenario, pero todos sabíamos que faltaba aún más. Volvieron haciendo un cover de Led Zeppelin, y Cornell no daba ni una seña de cansancio cuando ya iba más o menos 2 horas y 20 minutos de show, para finalizar con Black hole sun.

Apagan las luces, el público se comienza a retirar, yo decido quedarme a buscar a un amigo y me acerco a la reja. Ahí un chico de polera negra, moreno, cabello largo ondulado disputaba una baqueta con otro joven delgado, con pitillos y pelo liso castaño. Mientras se revolcaban en el suelo, todos mirábamos aquel show secundario, adivinen quién ganó.


Cuando todo eso ocurría, los músicos vuelven al escenario, la gente comienza a acercarse nuevamente e interpretan, Like suicide, dando término a una jornada casi maratónica. En la que pudimos apreciar a dos de los más grandes vocalistas, que tomaron rumbos totalmente diferentes, pero que de alguna forma fueron parte de nuestra banda sonora de la vida.

Related Posts with Thumbnails